fbpx

#3P. PLANEACIÓN – POLÍTICA

Antes de entrar a la estrategia política debemos de tomar en cuenta los siguientes factores:

  • Las campañas son una acción de #marketing no solo de comunicación
  • La política es un monstruo totalmente diferente al comercial
  • El tiempo no alcanza
  • La actividad es intensa
  • El desorden es inmenso
  • Todos son puro blah blah blah y nada de glu glu glu
  • Los intereses personales reinan
  • Las peleas internas son mas sangrientas
  • El único fin es ganar
  • Nunca una campaña es igual a otra

Después de ponerlos en contexto “dejemos el hueso y vamos a la carnita”: lo primero es definir un buen equipo de campaña conformado en relación a cumplir los objetivos y no por compadrazgos.

Después de conocer tus fortalezas y debilidades y las de tus contrincantes en las 2Ps anteriores es momento de definir la GRAN ESTRATEGIA, ¿cuál es el verdadero fin y cómo llegar a él? Para planear debes simplificar lo complejo, encontrar cómo ser eficiente en el uso de recursos; concentrarte en aquellas actividades que te harán ganar las elecciones, especificar que maniobras realizarás, descifrar si eres o tienes en tu equipo un líder de verdad y dominar cómo sorprenderás.

Diseña tus verdaderos mercados objetivos y trabaja acorde a ellos: nuestro voto duro, debemos motivarlos y convertirlos en evangelizadores. Delimita bien qué voto se puede mover y cuál no; debes interiorizar que indecisos no es igual a apáticos y que los apáticos se dividen en dos: los que conocen de política y los que no les importa (qué son la mayoría).

El porcentaje de voto flotante o indeciso o ambivalente, como les quieras llamar, es mucho menor de lo que todos creen. Existe un número de apáticos que pueden hacer la diferencia pero para moverlos se necesitan detonantes.

Analiza por qué razón apoyan a “X” partido sus votantes, ¿votarán por miedo?, ¿por castigo?, ¿por propuestas?, ¿porque les cae bien?, ¿por guapo?, ¿por odio?, ¿por presiones?, ¿porque no lo conocen?, etc.

Debemos de conocer entre otras cosas, ¿qué movería a la gente a votar por ti?,¿cómo contrarrestas o impulsas lo qué conocen de tu persona o partido?, ¿qué agrada o desagrada?, ¿cuántos votos necesitas para ganar en total y por cada zona específica?, ¿a través de qué medio puedes dar a conocer mejor tu mensaje?, ¿cómo intensificas la penetración de marca?, ¿cómo logras que voten por tí?, ¿cómo y dónde consigues fondos? ¿a cuánto podrá ascender el presupuesto?

Debes proyectar a dónde te van a pegar (ataques) y cuándo lo van a realizar. Define quién debe acometer y de qué forma; con qué frecuencia y en qué momento. Encuentra si es mejor atacar directamente o por lo flancos. ¿Qué harás para bajar el caudal de votos de los otros?;¿cómo cortarás el cordón umbilical de donde proviene su fortaleza? El ataque que más impacta es el de la VERDAD. Recuerda la mentira sólo llega hasta que la alcanza la realidad.
Analiza también qué contra estrategias van a utilizar tu adversarios y tú, cómo detienes al enemigo interno, qué estructura de inteligencia debes desarrollar y cómo debe trabajar para estar siempre dos pasos delante de tus adversarios, cómo los metes a tu ¨cancha¨ y no entras a la de ellos, proyecta la coyuntura, anticípate a los hechos, “no te deslices en cascaritas”, aprende a diferenciar entre lo que es crisis y lo qué no.

Es en esta «P» que debes identificar a tus donantes y definir las estrategias y tácticas para conseguir el fondeo de tu campaña según tus metas realistas que te has propuesto.

Aplica lo anterior y desde ya estarás dos pasos delante de tus competidores.

#MarketingMINT: decir la verdad no es campaña sucia.

#SeeYaSoonBaboons
@jclaviles
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesitas ayuda? habla con nosotros